-->

Himno de la República RRR

  • Salud es luchar

    Presentado por Antoni Barbará. Este programa hablara de salud, pero no como lo hacen otros programas, nosotras/os hablaremos de esa parte de la salud que no se habla habitualmente, por que salud es vivir de manera autónoma, solidaria, gratificante y feliz.

  • Contexto3R

    Contexto3R nos hace vivir en cada programa los retratos de un entorno social, una lucha concreta y una persona representativa de ese movimiento social. Dirigido y presentado por Javier Bernad.

  • Desmontando las falacias capitalistas

    Con Ramón Franquesa, profesor titular de Economía Mundial de la Universidad de Barcelona. Intentaremos desmontar las falacias que el sistema capitalista vierte a diario a través de los medios de comunicación tradicionales.

  • Análisis Internacional

    Espacio que contara con la colaboración de Willy Meyer, ex-eurodiputado de IU y miembro de lSS direcciones del PCE e IU. Se analizara la situación politica, social a nivel internacional.

  • Economía en tricolor

    Programa de Radio Rebelde Republicana dedicado a la economía, se hace un análisis profundo de los temas económicos de ctualidad. De la mano de Pedro Montes.

  • La hora de la República

    Espacio de Unidad Civíca por la República, compuesto de editorial, entrevistas, efemerides, música, agenda, memoria historica, feminismo, etc... Presentado por Ángel Pasero.

  • Europa Laica en Sintonía

    En este programa se ofrece, información y análisis de la actualidad laica, y como difundir los valores y principios de laicidad.

  • La izquierda Europea

    En este programa se comentara la actualidad europea a través de Maite Mola - Vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea (PIE).

  • Por mí y por todas mis compañeras

    Espacio de Radio Rebelde Republicana, en el que los temas se tratan desde una pespectiva feminista.

  • Vallekas Rocks

    Programa de Rock, presentado por Javi. En el que habrá entrevistas a grupos, actuaciones en directo y el mejor rock en todas sus variantes.

  • La hora del MDM

    Movimiento Democrático de Mujeres, es una organización feminista antipatriarcal y anticapitalista nacida en los duros años del franquismo y que hace unos años ha vuelto a renacer en diferentes autonomías del Estado.

  • Encuentro Estatal por la República

    A todos los espacios unitarios y organizaciones republicanas del Estado. Convocatoria del encuentro estatal por la república.

martes, 25 de septiembre de 2018

Martes, 25 de septiembre. "Trabajadoras/es en lucha - 25.09.2018"

Esta semana nuestro espacio “trabajadores/as en lucha” vuelve a retomar dos conflictos de los que ya hemos hablado en anteriores programas. Volvemos a León, donde la multinacional danesa Vestas sigue con la firme decisión de cerrar su planta de Villadangos del Páramo, una comarca muy castigada por el desempleo donde si nadie lo remedia, más de 2000 familias, entre empleos directos e indirectos, perderán su forma de vida y sus ingresos, una auténtica catástrofe para la provincia de León. Hablamos con Angel, secretario general de Industria en CCOO de León. Y hablamos también con Ernesto Iglesias, delegado del sindicato USO en Ryannair, la aerolínea irlandesa líder en el sector de los viajes low cost, eso sí, a costa de ignorar las leyes de los países donde opera y los derechos laborales y económicos de sus trabajadores/as. ¿Qué por qué las autoridades de la UE y de los correspondientes países donde opera se lo permiten? Muy buena pregunta para la que no tenemos respuesta. No os perdáis nuestro programa, como siempre, merece la pena.

Martes, 25 de septiembre. "Los unicornios no existen: regular la prostitución es legitimar la violencia y la explotación"


La opinión por Yolanda Rodríguez.

Los unicornios no existen: regular la prostitución es legitimar la violencia y la explotación

Este año 2018 ha sido especialmente intenso en cuanto a noticias que han tratado sobre uno de los temas que parecen estar de moda, y que con más encono dividen al feminismo: la prostitución y la explotación sexual de las mujeres. Y digo que ha sido intenso porque, a nivel de Navarra, por ejemplo, se ha conseguido que la prostitución figure como una de las formas de violencia machista en la Ley Foral1 4/2015 de Violencia hacia las Mujeres, y a nivel estatal, se sigue debatiendo si la prostitución es violencia, o si se trata de un trabajo como cualquier otro. Debate animado en estas últimas semanas por el intento de inscripción del Sindicato OTRAS, compuesto por mujeres que se autodenominan “trabajadoras del sexo” y que consideran que la prostitución es un trabajo, y, por tanto pueden sindicarse, y que elegir prostituirse tiene que ver con la autodeterminación de las personas y su libertad para hacer con su cuerpo, y con su vida, lo que les dé la gana.

Todo este debate en el contexto de la conmemoración, el 23 de septiembre, del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata, un día en el que visibilizamos a las personas, sobre todo mujeres, que son víctimas de explotación sexual y trata. Y muchas se preguntarán, ¿qué tiene que ver eso con la prostitución? Pues mucho, porque tanto la trata como la explotación sexual son pilares básicos, como dice la socióloga Rosa Cobo, de lo que llamamos “industria del sexo” (incluyendo la pornografía), que es, en realidad, el sistema prostitucional, un sistema en el que las industrias que lo componen tienen que ver muy poco con el sexo, y mucho, muchísimo, con el poder, la dominación y el control de los cuerpos de las mujeres.

En el sistema prostitucional existe una variadísima cantidad de actores, el eslabón más débil de la cadena es la mujer prostituida, que es sobre la que normalmente se pone el foco, ya sea para estigmatizarla, para criminalizarla, o para presentarla como víctima, muy pocas veces se la presenta como ciudadana, como mujer con derechos, muchos de ellos vulnerados, y como sujeta de políticas públicas de inserción laboral, formación, vivienda, etc. Los otros actores de este perverso sistema de violencia, son de sobra conocidos: están los puteros, esos hombres cercanos a nosotras, 1 de cada 3 en el Estado español, que difícilmente reconocerán que “van de putas”, y que si lo hacen, dirán que tienen necesidad, que solo buscan cariño, o que “solo son putas, a quién le importan”; están los proxenetas, los malos de la película, pero ojo, porque estos explotadores de mujeres pueden tener muchas caras, de hecho, pueden tener la cara de un marido, de un padre, de un vecino. Y en la cúspide del sistema, como el Gran Hermano que todo lo ve y todo lo domina, está el Estado proxeneta,  ese Estado, esos Estados, que no son capaces de garantizar la vida digna de sus mujeres y niñas, que las condena desde el nacimiento al empobrecimiento, y que las expulsa a otros países en los que tampoco se les garantizan derechos.

Todas estas violencias imbricadas: la institucional, la física, la psicológica (si hablamos de las consecuencias que la prostitución tiene para la salud  las mujeres, tendríamos que hablar de abortos, embarazos no deseados, estrés postraumático, disociación), la social, con el estigma y las graves consecuencias que tiene el normalizar la prostitución para la igualdad real entre mujeres y hombres, pues la mera existencia de esta institución lanza un claro mensaje a los hombres: las mujeres están para ser compradas; nos las que nos quieren vender quienes apuestan por la regularización de la prostitución,  como si fuesen una opción laboral para las mujeres, otra de esas opciones maravillosas de “empleo” entre las que ahora también quieren incluir gestar y parir para otros (disfrazándolo de altruismo) y es muy preocupante este mensaje, ya que implica que nada ha cambiado en esta sociedad del siglo XXI, que el patriarcado sigue más fuerte que nunca, ya que los “empleos” femeninos consisten en explotar nuestras capacidades sexuales y reproductivas, o sea, lo mismo de siempre, pero disfrazado, eso sí, de libre elección y de altruismo.

La falacia es tan grande y tan burda, que ya cada vez menos gente se cree el mito de elegir libre y voluntariamente que varios hombres al día te penetren, a no ser que haya detrás un dinero que te permita sobrevivir, a ti y a tu familia, porque los unicornios no existen, dónde algunos pintan libertad y empoderamiento, lo que hay, de verdad, de verdad, es precariedad, vulneración de derechos, y mucha necesidad.



Nota: La Opinión es un espacio de Radio Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual una serie de colaboradoras/es dejan su opinión respecto algunos temas, que no siempre tienen por qué estar en la línea editorial de nuestra emisora.

Martes, 25 de septiembre. "Encuentro Estatal por la República"

A todos los espacios unitarios y organizaciones republicanas del Estado




Reunidas las plataformas unitarias Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas ‘Andalucía Republicana’ y la Junta Republicana de Izquierdas de Navarra, con la colaboración de la Unidad Cívica por la República, hacemos pública nuestra firme voluntad de trabajar de manera unitaria a favor de la caída de este régimen monárquico corrupto y antidemocrático, que actúa en beneficio de una oligarquía de privilegiados y explotadores.
Es nuestra voluntad que este esfuerzo unitario transite por vías democráticas y desemboque en un proceso constituyente republicano que alumbre la República que necesitamos.
Convencidos de que esta tarea exige el concurso y la articulación imprescindible de todas las plataformas/coordinadoras, organizaciones y personas republicanas hacemos el siguiente llamamiento:

CONVOCAMOS

A todos los espacios unitarios y organizaciones  republicanas a la celebración del ENCUENTRO ESTATAL POR LA REPÚBLICA.

Esta reunión tendrá lugar el sábado 10 de noviembre de 2018, en el Centro Cultural Valdebernardo de Madrid, de 10:30 h. a 14:30 h.

Se plantean como objetivos de este Encuentro el debate y aprobación de un plan unitario de acción republicana (hoja de ruta) y el inicio de un  proceso de articulación del Movimiento Republicano para la consecución de la República. El avance de este proceso tendrá como base el desarrollo de un conjunto de acciones unitarias coordinadas en el conjunto del Estado por la República.


¡VIVA LA REPÚBLICA!

Centro Cultural Valdebernardo
Bulevar Indalecio Prieto, 21
28032 – Madrid
Metro: línea 9, estación Valdebernardo
Bus: 8, 71 y 130

domingo, 23 de septiembre de 2018

Domingo, 23 de septiembre. "La última traición de Isabelona" por Arturo del Villar

Isabelona y Carlos Marfori
La opinión por Arturo del Villar, presidente del colectivo republicano tercer milenio.


La última traición de Isabelona

Los pocos leales que le quedaban a Isabel II tras el pronunciamiento cívico--militar de Cádiz en favor de la Gloriosa Revolución, estaban dispuestos a seguir matando a los patriotas en defensa del trono mancillado. El lunes 21 de setiembre de 1868 lo manifestó así en un bando el capitán general de las dos Castillas, Manuel Gutiérrez de la Concha, marqués del Duero, hermano del recién designado jefe del Gobierno. Advertía que las tropas tenían orden de disparar contra los corros, grupos, y acumulaciones de gente en calles y plazas. Un reinado mantenido por la fuerza de los fusiles contra el pueblo pretendía continuarse mediante el crimen, pero ya no era posible, porque el Ejército popular se alzaba en armas contra la tiranía borbónica en muchos lugares de España.

El presidente del Consejo de Ministros sin ministros, José Gutiérrez de la Concha, capitán general de los Ejecitos y marqués de La Habana, telegrafió el mismo día a su ama, que seguía de vacaciones en San Sebastián, rogándole que regresara urgentemente a Madrid. Opinaba que su real presencia bastaría para calmar a la población, muy alterada desde hacía dos días, cuando se divulgó que en Cádiz el Ejército y la Marina se pronunciaban contra la corrupción. Le pedía que volviera con su familia, pero osó decirle que no lo hiciera con Carlos Marfori. Parece que no conocía el genio de la rolliza reina, encaprichada con los bigotes y demás atributos sobresalientes de su amante de turno.  

Se dispuso inmediatamente en la estación un tren especial, en el que se acomodó toda la familia irreal, incluido Marfori. No estaba dispuesta a pasar una noche sin su garañón preferido, aunque con ello se hundiera el trono. El tren estaba en una vía muerta y allí siguió, porque a la estación llegó otro telegrama, anunciando que la vía férrea había sido cortada y era preciso esperar a que fuese reparada. Sin embargo, no resultó factible hacerlo, de modo que toda la familia irreal tuvo que descender del tren y regresar al hotel, en donde Marfori demostraría sus habilidades camasutreras a su ama aquella noche.

El heroico Marfori

Debía de ser muy convincente en su trabajo, porque Isabelona le concedió el marquesado de Loja por real decreto del 1 de mayo del mismo 1868. Además le empujó a ocupar el Ministerio de Ultramar en su penúltimo Gobierno real, el presidido por Luis González Brabo, cargo del que pasó el 16 de junio del mismo año a ser intendente general de la Real Casa y Patrimonio, con lo que podía y debía encontrarse siempre disponible en palacio para cualquier contingencia. Además estaba multicondecorado.

La verdad es que la gordísima soberana premiaba con títulos nobiliarios a los amantes más complacientes, y Marfori se portaba como un héroe. En 1868 la reina era una caricatura envejecida con muchas arrugas. Nunca fue guapa, y con los años se hizo borbónicamente fea. Tenía la cara y las manos, lo único visible para sus vasallos que no mantenían una “entrañable amistad” con ella, repugnantemente llenas de pústulas. Desde niña la estuvo llevando su madre a balnearios, en vano intento por curarle esa enfermedad dermatológica, que es hereditaria en los borbones, entre otras dolencias congénitas varias.

Contaba el zapatero real que cuando debía arrodillarse a sus reales pies para probarle unos zapatos, quedaba al borde del desmayo, debido al tufo repugnante emanado de sus reales enaguas, y a las pústulas visibles entre las medias. En una casa de prostitución no le hubieran permitido ejercer el oficio, pero el importante dato de ser reina de España facilitaba que nunca le faltase un compañero de cama. Hombres heroicos, sin duda, merecedores por su valor de los regalos que les hacía la pustulenta.

Marfori llevó su heroísmo hasta el rasgo de acompañar a su amante en el exilio francés. Bien es verdad que en 1875 tras la restauración, regresó a Madrid y continuó su carrera política de una forma más decente, disfrutando de todos sus títulos y condecoraciones ganadas en batallas de amor, que son las preferibles.

Pidió una invasión a Francia

Isabelona conspiró para no tener que exiliarse. Anhelaba mantenerse en el trono a costa de lo que fuera, incluso de una invasión francesa. Después de todo, su padre Fernando VII pudo ejercer el despotismo sanguinario característico de su reinado, gracias a la colaboración de los llamados cien mil hijos de san Luis. Esta tropa francesa invadió España el 7 de abril de 1823 comandada por Luis Antonio de Borbón, en ayuda de Narizotas, como le apodaba el pueblo, y recibió ese nombre por ser todos sus componentes hijos de padres desconocidos, enemigos de España.  

Francia estaba dominada en 1868 por el emperador Luis Napoleón III Bonaparte, casado con la española Eugenia de Montijo, mojigata y déspota. A ellos recurrió Isabelona, para que reclutasen un ejército con la finalidad de invadir a España y asegurar su trono bamboleante. Tal era el patriotismo de la golfísima borbónica, que prefería reinar sobre una nación derrotada por tropas extranjeras a cumplir la voluntad popular y exiliarse.

Sin embargo, el emperador no quería comprometerse en una aventura de la que no obtendría ningún rédito, y sí en cambio muchos problemas. El pueblo francés se burlaba de la familia imperial en sátiras despiadadas. Le llamaban “Napoléon le Petit”, y el mismo Víctor Hugo le dedicó una larga sátira que tiene como estribillo “Petit, petit”. A él le quedaban dos años de reinado, porque tras la derrota de Sedán fue proclamada la República Francesa el 4 de setiembre de 1870.

Isabelona apremió al embajador francés, Mercier de Lostende, para que explicase al emperador su delicada situación, y le animara a enviar un ejército para mantenerla en el trono. El embajador le daba largas, por tener la seguridad de que su jefe no quería implicarse en una acción tan arriesgada. El dato histórico demuestra la catadura borbónica de la reina, dispuesta a todo con tal de seguir siéndolo, incluso de la mayor traición a la patria que cabe imaginar.   

Revolución gloriosa y blanca

El trono era insostenible. La vida crapulosa de la gruesa soberana imposibilitaba cualquier arreglo, como no fura su expulsión de España.  Parece ser que en ningún momento se pensó en detenerla y procesarla, junto con aquella increíble Corte de los Milagros que la rodeaba. Las proclamas de los generales revolucionarios mencionaban los motivos para organizarse contra ella, todos delitos contra el pueblo, merecedores de un juicio popular y de una condena a muerte, como se había hecho en Francia con Luis XVI y María Antonieta. Incluso es cierto que Luis XVI fue un rey torpe, medio bobo y cornudo consentido, pero honrado y con buenas intenciones, sin comparación con las actividades delictivas y escandalosas protagonizadas por Isabelona.   

Sin incluir la traición proyectada porque no se realizo, toda su actividad durante su reinado redundó en perjuicio del pueblo, empobrecido por su pésima elección de los jefes de los gobiernos y por ende de los ministros. A ella no le interesaba más que disfrutar de un macho potente y enriquecer su fortuna personal. Demasiado sufridores fueron sus vasallos, que la soportaron tantos años sin más que hacer unos chistes y unas coplas sobre sus vicios más conocidos. Es verdad que algunos militares intentaron golpes de Estado fracasados, pero hasta la Gloriosa Revolución no intervino el pueblo colectivamente en esas revueltas. Hizo méritos sobrados para ser juzgada como enemiga del pueblo, y condenada a la máxima pena.

Ella aprobó las sentencias de muerte contra los militares pronunciados durante su reinado. No sintió ninguna piedad por el locuelo cura Merino, que la hirió levemente con un puñalito el 2 de febrero de 1852, delito considerado regicidio por el que fue degradado de su condición sacerdotal, muerto en garrote vil, su cadáver quemado y sus cenizas esparcidas en el viento. Las rollizas carnes de Isabelona no se conmovieron al conocer tan atroz condenada de carácter medieval, aunque sólo había sufrido un par de rasguños sin importancia. 

Algunos historiadores enaltecen la actitud española, de organizar una Revolución contra la tiranía sin condenar a la culpable de esa tiranía. Es difícil entenderlo. Además, la solución resulta incompleta, porque si no la causante de las atrocidades criminales, un heredero continuará su trabajo oprobioso contra el pueblo. Es lo que sucedió en España. Dicen esos historiadores monárquicos que las revoluciones no deben verter sangre, pero en ese caso serán incompletas y más o tarde o más temprano será inevitable montar otra.

Lo seguro es que la Gloriosa Revolución triunfó porque el pueblo se unió a los militares, para cortar un reinado corrupto. El impulso fue militar, la aprobación popular. Y por ello los patriotas pudieron gritar el lema que los impulsaba a la acción: ¡Viva España con honra! ¡Abajo los borbones!     

Domingo, 23 de septiembre. "Sintonía laica en RRR - 23.09.2018"


Esta semana en Sintonía laica en RRR, conversan con los cantautores Luis Pastor y Alfonso del Valle nos hablan, además de sus vivencias musicales, de la exhumación de Franco, de la inmatriculación de la Mezquita de Córdoba, de la blasfemia de Willy Toledo....

sábado, 22 de septiembre de 2018

Sábado, 22 de septiembre. "Aprobada por unanimidad en Aragón, proposición no de ley de 'Bebés robados'"


Comunicado de la asociación “Todos los niños robados son también mis niños”, este pasado 18 de septiembre en las cortes de Aragón se aprobó por unanimidad la proposición no de ley de ‘Bebés robados’.

“La asociación “Todos los niños robados son también mis niños”, al igual que todos los compañeros de CeAqua, recibimos con inmensa alegría la aprobación POR UNANIMIDAD de la PNL sobre bebés robados por las Cortes de Aragón sobre la necesidad de crear una Ley estatal de bebés robados.

Esta PNL la firmaron todos los Grupos políticos de las Cortes de Aragón “tras valorar la propuesta de la Coordinadora Estatal de apoyo a la Querella argentina-CeAqua y la asociación estatal Todos los niños robados son también mis niños, integrante de dicha Coordinadora”, en la comparecencia que realizaron el 3 de abril en el Parlamento aragonés.

Esta PNL es el primer apoyo institucional que tiene la Proposición de Ley estatal de bebés robados, promovida por CeAqua en el Congreso de los Diputados, a propuesta de nuestra asociación, y que será registrada por diferentes grupos políticos el próximo martes 25. Una PL basada en los pilares de Naciones Unidas del derecho a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, y que en la actualidad cuenta con el apoyo de organismos defensores de los derechos humanos y de numerosas asociaciones de bebés robados del Estado español”.

Sábado, 22 de septiembre. "La hora Republicana de Radio Sol Los Barrios en RRR - 22.09.2018"


La hora Republicana de Radio Sol Los Barrios en RRR. Con la actualidad nacional e internacional y actualidad republicana.

viernes, 21 de septiembre de 2018

Viernes, 21 de septiembre."Mitos y verdades sobre la prostitución"

El próximo  2 de octubre a las 19:00 h. en el Civivox Condestable de Pamplona, situado en la calle Mayor, 2. Charla-Debate "Mitos y verdades sobre la prostitución".
Contaremos como intervinientes a las siguientes ponentes:
Maite Mola - Vicepresidenta del partido de  la Izquierda europea y coordinadora Área de mujer IU federal.
Nuria González - Abogada y presidenta de la asociación L'Escola.
Esther Cremaes - Enfermera, psicología, sexóloga y Concejala de Geroa Bai en el Ayto. de Pamplona.
Tere Saénz - Parlamentaria de Podemos.
Como moderadora tendremos a nuestra compañera Yolanda Rodríguez - Activista feminista y coautora de nuestro programa Por mí y por todas mis compañeras.

Las invitaciones se podrán recoger una hora antes en información del Civivox Condestable, se darán dos por persona. Para los que no podáis venir o estáis fuera de Pamplona lo emitiremos a través de nuestro canal.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Jueves, 20 de septiembre. "Por la España con honra" por Arturo del Villar


La opinión por Arturo del Villar - Presidente del colectivo republicano tercer milenio.

Por la España con honra

EL sábado 19 de setiembre de 1868 comenzó con la adhesión del regimiento Cantabria, destinado en Cádiz, a la Revolución. Estuvo indeciso y permaneció acuartelado, una actitud frecuente entre militares comprometidos, que en ocasiones anteriores había hecho fracasar pronunciamientos aparentemente bien organizados. Esta vez el regimiento no se unió el día 18 a la insurrección de los marinos, secundados por los gaditanos, por sentir  serias dudas sobre la actitud a seguir. De mantenerse fiel a la reina y su Gobierno, hubiera resultado inevitable un enfrentamiento armado.

Sin embargo, a las cuatro de la madrugada del 19 el coronel Melero penetró en los cuarteles, hizo formar a la topa, y pronunció una arenga patriótica, en la que recordó los desastres constitutivos del reinado de Isabel II de Borbón y Borbón, y manifestó la voluntad del Ejército y la Marina de ponerles fin. Sus palabras fueron convincentes, los oficiales gritaron “¡Viva la soberanía nacional!”, respondido por la marinería, y la banda interpretó el Himno de Riego. Así, todas las tropas de tierra y mar destinadas en Cádiz se pusieron al frente de la que sería conocida como Gloriosa Revolución.

A las siete de la mañana desembarcaron sus dirigentes, el general Juan Prim y el brigadier Juan Batista Topete, a quienes reconocieron las autoridades civiles y militares de la provincia como los únicos mandos con autoridad para ser obedecidos. Adoptaron las primeras medidas para mantener el orden en la provincia, porque algunos exaltados pretendían romperlo. La unanimidad de las tropas facilitó que no se produjeran disturbios callejeros.    
    
Por la tarde entró en la bahía gaditana el buque mercante Buenaventura, enviado por Topete a Canarias, para liberar a los generales allí deportados el 7 de julio anterior por real orden: Francisco Serrano y Domínguez, duque de la Torre; Juan de Zavala y de la Puente, Rafael Echagüe, Francisco Serrano y Bedoya, Antonio Caballero de Rodas y Domingo Dulce. El Gobierno de Luis González Brabo los consideró conspiradores contra Isabelona, con sobrados motivos, y decidió deportarlos para evitar que llevasen a la práctica sus designios. Una medida inútil.

Reunidos, pues, en Cádiz los conjurados, aceptaron firmar ese mismo día 19 de setiembre un manifiesto redactado por Adelardo López de Ayala, dramaturgo laureado con corona de oro, popularísimo en su tiempo, que recogía las motivaciones de la Revolución. Finaliza con el grito que iba a hacerse representativo de la Gloriosa, “¡Viva España con honra!”, y que en el siglo XX sirvió como título a una revista editada en el exilio francés, por unos intelectuales españoles opuestos a la tiranía de Alfonso XIII. Sabiendo que todos los borbones son iguales en sus actos, ese grito de libertad es el lema aglutinador de quienes los rechazan, porque con ellos España está siempre deshonrada. Así ha sucedido desde que en 1701 vinieron de Francia, originando una guerra que hundió la economía nacional.

El manifiesto

Firmaron el manifiesto los generales Francisco Serrano y Domínguez, Juan Prim, Domingo Dulce, Francisco Serrano Bedoya, Ramón Nouvilas, Rafael Primo de Rivera y Antonio Caballero de Rodas, más el brigadier Juan Topete. Estaba encabezado por una simple palabra, “Españoles”, siempre utilizada por los políticos, pero esta vez con plenitud de sentido, porque la Revolución se hacía para darles la libertad y la honra.

Es de resaltar que todos los firmantes habían combatido hasta entonces en defensa del trono, lo mismo en España que en las colonias americanas. Pero la depravación a la que había llegado el reino bajo la lujuriosa y avarienta Isabelona movía a los patriotas a ponerle fin. Al parecer el general Serrano y Domínguez fue el encargado de iniciar a la recién instaurada en el trono en las actividades sexuales de pareja, y su demostración resultó tan convincente que la monarca se convirtió en una ninfómana insaciable. Le llamaba “el general bonito”, aunque enseguida lo cambió por otros compañeros de cama, seguramente más bonitos.

Comenzaba el manifiesto haciendo un llamamiento a los españoles para que en nombre de la dignidad nacional secundaran la Revolución, y después enumeraba la situación crítica a la que había llegado el reino:      

Hollada la ley fundamental, convertida siempre antes en celada que en defensa del ciudadano: corrompido el sufragio por la amenaza y el soborno; dependiente la seguridad individual no del derecho propio, sino de la irresponsable voluntad de cualquiera de las autoridades; muerto el municipio; pasto la Administración y la Hacienda de la inmoralidad y del agio; tiranizada la enseñanza; muda la prensa y sólo interrumpido el universal silencio por las frecuentes noticias de las nuevas fortunas improvisadas, del nuevo negocio, de la nueva real orden encaminada a defraudar al Tesoro público; de títulos de Castilla vilmente prodigados; del alto pecio, en fin, a que logran su venta la deshonra y el vicio. Tal es la España de hoy. Españoles: ¿quién la aborrece tanto que se atreverá a exclamar: “¡así ha de ser siempre!”
No, no será. Ya basta de escándalos.  

Se comprende que unos ciudadanos conscientes de lo que debe ser un reinado favorable al pueblo, se opusieran a la corrupción del borbónico. Ocupada en sus libidinosos asuntos, a Isabelona le tenía sin cuidado lo que pensara el pueblo, porque creía en el carácter divino del ejercicio real, idea propiciada por la complicidad de los clérigos dispuestos a sacar beneficio propio de la situacion. La enseñanza controlada, las publicaciones amenazadas con el secuestro y la multa si hacían referencia a la familia irreal, los títulos nobiliarios otorgados a fieles servidores del trono, tan golfos como la real persona que lo ocupaba, con su interminable lista de amantes y su incontable fortuna personal. “Tal es la España de hoy”, resumía el manifiesto. Podemos añadir que tal es la España de siempre bajo el borbonismo.

Po la hora y la libertad

Descritos los vicios de la sociedad isabelera, los revolucionarios señalaron cuáles eran las aspiraciones que les animaban a dar ese paso contra la corrupción reinante, y sus deseos nos parecen compartibles en la actualidad:

Queremos que una legalidad común por todos creada, tenga implícito y constante el respeto de todos. Queremos que el encargado de observar la Constitución no sea su enemigo irreconciliable.      
Queremos que las causas que influyan en las supremas resoluciones las podamos decir en alta voz delante de nuestras madres, de nuestras esposas y de nuestras hijas: queremos vivir la vida de la honra y de la libertad.
Queremos que un Gobierno provisional que represente todas las fuerzas vivas del país asegure el orden, en tanto que el sufragio universal echa los cimientos de nuestra regeneración social y política.

Son cuestiones de convivencia normales en una sociedad civilizada. En el siglo XIX la mujer se escandalizaba con facilidad al enterarse de noticias sexuales, y desde luego las llegadas de aquella perversa Corte de los Milagros hacían enrojecer a cualquier persona honesta. Las amistades entrañables de la soberana, que tenía el título de reina católica y estaba legalmente casada, constituían la comidilla de los salones aristocráticos y de las tabernas. Es claro que las mujeres conocían la liviandad borbónica, aunque parecia de mal tono comentarla en público.

Una advertencia incluida en el manifiesto es significativa, ya que sus firmantes exponían el calificativo merecido por su actuación al organizar la que acabaría siendo conocida como Gloriosa Revolución:

Rechazamos el nombre que ya nos dan nuestros enemigos: rebeldes son, cualquiera que sea el puesto en que se encuentren, los constantes violadores de todas las leyes, y fieles servidores de su patria los que, a despecho de todo linaje de inconvenientes, la devuelven su respeto perdido.

Pasando por alto el laísmo siempre popular, tenían razón al considerarse patriotas honorables, puesto que se levantaban contra la corrupción borbónica a favor del pueblo, lo que equivale a decir de la patria. Los reyes carecen de patria. Por eso los borbones pudieron venir de Francia a reinar en España, ignorando nuestro idioma, nuestra historia y nuestras costumbres. Por eso las reinas consortes aceptan abandonar la religión en la que estaban educadas para adoptar la del país de su marido. Los reyes no tienen convicciones, sino conveniencias.

A las armas

La depravación de Isabelona debía terminarse, y puesto que ella no iba a aceptar un cambio en sus costumbres, la única solución era recurrir a la violencia para expulsarla de España, con su marido putativo, sus hijos adulterinos, sus cortesanos indeseables, su confesor canalla y su desvergonzada monja de las llagas. La Gloriosa había triunfado en la provincia de Cádiz, pero cabía esperar que algunos militares permaneciesen fieles a Isabelona, lo que podía dar lugar a una guerra civil. Esa posibilidad era contemplada por los firmantes del manifiesto, que en precaución llamaban a los españoles a tomar las armas para defender su libertad frente al borbonismo:

Acudid a las armas, no con el impulso del encono, siempre funesto, ni con la furia de la ira, siempre débil, sino con la solemne y poderosa serenidad con que la justicia empuña su espada.
¡Viva España con honra! 

Un grito que a los 150 años de haber sido escrito y repetido por militares y civiles como santo y seña de su oposición a las corrupciones borbónicas sigue manteniendo su plena vigencia.


Nota: La Opinión es un espacio de Radio Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual una serie de colaboradoras/es dejan su opinión respecto algunos temas, que no siempre tienen por qué estar en la línea editorial de nuestra emisora.

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Miércoles, 19 de septiembre. "La aseguradora Zurich reconoce el plazo de prescripción trianual del derecho civil catalán"


Comunicado adjunto que tiene como interés la aplicación de la legislación civil catalana a casos de negligencias médicas, supuesto que son primicia en esta materia.

Negligencia médica: La aseguradora Zurich reconoce el plazo de prescripción trianual del derecho civil catalán.

El Juzgado de Primera Instancia numero 13 de Barcelona ha validado el acuerdo alcanzado entre Doña Judith Lozano Villanueva y la Aseguradora ZURICH por el que se la indemnizaba por el fallecimiento de su madre Doña Marta Villanueva Millán por la deficiente intervención y seguimiento posterior de la paciente que falleció en el Hospital del M de Barcelona en Febrero de 2012.

En concreto al realizar una intervención de hernia discal se produjo una perforación de la arteria aorta que motivo una hemorragia continuada y tras 24 horas la paciente fallece por falta de sangre.

La hija de la perjudicada interpuso una demanda de indemnización basándose en el derecho civil de Cataluña porque había pasado el plazo de 1 año para reclamar por el derecho civil español, y teniendo en cuenta que el código civil de Cataluña para estas reclamaciones tiene establecido que el plazo sea de 3 años la reclamación que se efectuaba estaba dentro del plazo catalán.

Si bien la Aseguradora se opuso en el pleito a la estimación del plazo de prescripción de la legislación civil catalana, finalmente llego a aceptarlo mediante la suscripción del acuerdo de indemnización a la hija de la fallecida.


Defensa Jurídica del caso José Aznar Cortijo, Abogado de Servicios Jurídicos Vedún y asesor de la plataforma Que No Pase +

Miércoles, 19 de septiembre. "Después de 43 años se hace justicia"


Victoria después de 43 años:
El jueves pasado, 13 de septiembre de 2018, el Congreso de los Diputados aprobaba el decreto ley por el que se ordenaba sacar definitivamente los restos de Franco de los Caídos. En este informativo que jamás creímos podríamos llegar a producir os relatamos los hechos que condujeron a este acontecimiento histórico, quien votó qué el jueves y por qué Cs y PP siguen creyendo que la historia de España puede ser borrada como un disco duro.

Después de 43 años se hace justicia

Miércoles, 19 de septiembre. "La hora de la República en RRR por UCR"


La hora de la República en RRR por UCR. Como siempre en el estudio Angel Pasero, Juanjo Picó, Pascual Izquierdo, Jesús Muños y Josetxu Arriola. Comenzamos con el editorial, seguimos con las efemérides. Comentario de actualidad política. Declaraciones del Gobierno sobre venta de armas a Arabia. Protestas de los trabajadores de Navantia. Aforamientos de la clase política. Religión fuera del Bachillerato. Mezquita de Córdoba. Finalizamos con la agenda.

martes, 18 de septiembre de 2018

Martes, 18 de septiembre. "Rotos los lazos entre el pueblo y el trono" por Arturo del Villar

Brigadier Juan Bautista Topete

La opinión por Arturo del Villar, presidente del colectivo republicano tercer milenio.



Rotos los lazos entre el pueblo y el trono

EL brigadier Juan Bautista Topete, capitán del puerto de Cádiz, afiliado a la Unión Liberal, fue encargado de sublevar a la Escuadra hace ahora 150 años. Con este acto se iniciaría el mayor acontecimiento histórico del siglo XIX español: la Gloriosa Revolución contra las corrupciones intolerables que jalonaron el reinado depravado de la golfísima Isabel II de Borbón y Borbón, apodada Isabelona por sus escandalizados vasallos.

Topete contaba con una hoja de servicios laureada, aunque actualmente pensemos que su comportamiento como marino de guerra no tuvo nada de ejemplar. Por haber participado en el bombardeo de Valparaíso el 31 de marzo de 1866 y en el de El Callao el 2 de mayo, a las órdenes de Casto Méndez Núñez, actuaciones que causaron gran mortandad entre la población civil, se le concedió la Cruz del Mérito Naval y el ascenso a brigadier. Cumplió su oficio como marino de guerra, pero hoy no podemos considerar heroica esa participación en una guerra colonial. De regreso a España fue nombrado capitán del puerto de Cádiz, lo que le permitió tener un papel protagonista en la Gloriosa.

El jueves 17 de setiembre de 1868 al mediodía la rolliza Isabelona se trasladó a San Sebastián con toda su familia, incluido el amante de turno, que lo era entonces Carlos Marfori, al que otorgó el marquesado de Loja por los servicios prestados en el real catre. Su intención era continuar allí las vacaciones, sin imaginar que las iba a proseguir en París hasta el final de su repulsiva vida. Sólo regresaría su cadáver putrefacto, para encriptarlo en El Escorial.

Revolucionarios a bordo

Aquella noche tuvo lugar una reunión trascendental para la historia de España en la bahía de Cádiz, presidida por Topete. A bordo de la fragata Zaragoza se encontraban el brigadier, el primer comandante, Rafael Malcampo, y el segundo, Francisco Castellanos. Les leyó Topete la proclama que había redactado, fechada en “Bahía de Cádiz, a bordo de la Zaragoza, 17 de Setiembre de 1868”, y dirigida a los gaditanos para animarles a la sublevación contra la desvergonzada soberana. La dejaron lista para la imprenta, único medio de que se disponía entonces para dar a conocer las noticias, incluidas las llamadas a la rebelión.

De madrugada, ya el 18, se les unieron el general Prim y los políticos progresistas Práxedes Mateo Sagasta y Manuel Ruiz Zorrilla, recién llegados los tres de Gibraltar, adonde se había trasladado desde su exilio en el Reino Unido de la Gran Bretaña para poner en marcha la Gloriosa. Eran tres conspiradores fracasados hasta entonces, pero en esta ocasión sus planes revolucionarios estaban bien organizados. Leyeron y aprobaron la proclama, y prepararon la actividad que debía ejecutarse a la mañana siguiente, una vez que Topete les aseguró la lealtad de la flota.

Se componía la escuadra de las fragatas Zaragoza, Villa de Madrid, Tetuán y Libertad; las goletas Edetana, Santa Lucía, Concordia y Ligera; los vapores Ferrol, Vulcano e Isabel II, y los transportes Santa María y Tornado. La marinería había sido informada del plan, y lo secundaba con vehemencia, de modo que existía una total complicidad entre los comandantes y las tropas. Los revolucionarios encargaron a Topete la dirección de la revuelta, por ser conocedor de Cádiz y tratarse inicialmente de una acción marinera. A su cuidado se debió primeramente el éxito de la que sería llamada Gloriosa Revolución, después de varios fracasos anteriores.    

La proclama

Topete no era un estilista, ni lo pretendía. Deseaba únicamente explicar a los gaditanos los motivos que le habían obligado a tomar parte en la rebelión contra las miserias del reinado isabelero. El texto no es un modelo de redacción literaria, pero resulta eficaz, y eso era lo necesario entonces. Por ese motivo empezó presentándose como un marino convertido en portavoz  del pueblo, al que se dirigía directamente, en castellano vulgar, sin recurrir a las bellezas permitidas por el idioma literario:

Gaditanos

Un marino que os debe señaladas distinciones, y entre ellas la de haber llevado vuestra representación al Parlamento, os dirige su voz para explicaros un gravísimo suceso. Este es la actitud de la Marina para con el malhadado Gobierno que rige los destinos de la Nación.

No esperéis de mi pluma bellezas. Preparaos sólo a oír verdades.
Nuestro desventurado país yace sometido años ha a la más horrible dictadura; nuestra ley fundamental rasgada; los derechos del ciudadano escarnecidos; la Representación Nacional ficticiamente creada; los lazos que deben ligar al pueblo con el trono y formar la monarquía constitucional, completamente rotos. 

Era lo fundamenta la ruptura de los lazos entre el pueblo y el trono. No debe olvidarse que el pueblo español se había echado primero a la calle y después al monte en 1808, en defensa de la monarquía borbónica, amenazada por las tropas napoleónicas invasoras. Fue un enorme error popular, porque su actitud dio lugar a la tiranía criminal de Fernando VII. Los españoles ilustrados se posicionaron junto al rey José Bonaparte, pero lo cierto es que buena parte del errado pueblo español inculto y sometido a la dictadura de la Iglesia catolicorromana, organizó una guerra para mantener en el trono al fatídico Fernando VII.

Debido a ello Topete podía evocar “los lazos que debían ligar al pueblo con el trono”, y que la intemperancia de Isabelona había roto. El pueblo no puede tolerar mantener una dinastía enfangada en todas las corrupciones. Es inadmisible tener que pagar la incontinencia sexual del monarca, con cargo a los impuestos. Como lo es también comprobar que el monarca se enriquece inmensamente, mientras el pueblo padece en la miseria. Cuando un monarca se dedica a abusar de su posición privilegiada heredada, porque no ha sido elegido para el desempeño de ese cargo, el pueblo tiene motivos sobrados para organizar una revolución y poner fin a la dinastía, visto que todos sus ejecutores son iguales. Así se ejecutó en 1868.

Las aspiraciones

Continuó enumerando Topete la corrupción del reinado, que es sabida de sobra, por lo que no merece la pena insistir en ella. Después señaló las aspiraciones de los revolucionarios, una vez expulsada Isabelona. Es de resaltar que los revolucionarios no eran republicanos, sino monárquicos, de modo que solamente consideraban posible una monarquía en España. Así lo pensaban todos, empezando por Prim. Lo que ninguno acepaba era la continuidad de la dinastía borbónica, toda vez que tenía demostrada su ineptitud y su afición a la lujuria y a robo. Había que derrocarla y para siempre.

El comportamiento de los borbones los ha convertido desde 1701 en declarados enemigos del pueblo. A esta convicción se debe el hecho de que la Gloriosa Revolución dejara paso a la monarquía de Amadeo de Saboya, importado de Italia para reinar: un experimento frustrado. He aquí las aspiraciones mencionadas por Topete, con la aprobación de sus compañeros:

Aspiramos a que los poderes legítimos, pueblo y trono, funcionen en la órbita que la Constitución les señale, restableciendo la armonía ya extinguida, el lazo ya roto entre ellos.
Aspiramos a que Cortes Constituyentes, aplicando su leal saber, y aprovechando lecciones harto aprendidas de una funesta experiencia, acuerden cuanto conduzca al restablecimiento de la verdadera monarquía constitucional.
Aspiramos  que los derechos de los ciudadanos sean profundamente respetados por los gobiernos, reconociéndoles las cualidades de sagrados que en sí tienen.
Aspiramos a que la Hacienda se rija moral e ilustradamente modificando gravámenes, extinguiendo restricciones, dando amplitud al ejercicio de toda industria lícita, y ancho campo a la actividad individual y al talento.

Redactadas hace 150 años, estas aspiraciones parecen escritas hoy, salvo la referencia a la monarquía constitucional, porque toda monarquía, sea cual fuere su apellido, es en realidad una tiranía, contra la que debe levantase el pueblo para ponerle fin. El monarca, aunque se le apode constitucional, es en realidad un rey absoluto, irresponsable de sus actos, inviolable en su persona, al que no es posible juzgar ni en el caso de que sus delitos sean notorios, aunque sus barraganas denuncien sus tropelías, y aunque publicaciones extranjeras calculen el monto de su fortuna personal colocada en entidades solventes fuera de España.

Los gaditanos de sumaron

Terminó la proclama apelando a la unión del Ejército y la Marina, y esperando la complicidad de los partidos políticos, ya que la revolución se hacía para convertir al pueblo en dueño de su destino histórico. Ofreció su ejemplo a los gaditanos, puesto que a ellos les dirigía el escrito, como capitán del puerto, invitando a los políticos para que secundaran su ejemplo:

Correspondo, gaditanos, a vuestro afecto, colocándome a vanguardia en la lucha que hoy empieza y sostendréis con vuestro reconocido denuedo.   
Os pago explicándoos mi conducta, su razón y su fin; a vosotros me dirijo únicamente; hablen al país los que para ello tengan títulos.

Los gaditanos aprobaron la proclama, como los militares, incluido el gobernador militar, que se unió inmediatamente a la Gloriosa Revolución, como iban a continuar haciendo los generales, con escasas excepciones, y las tropas formadas por reclutas salidos del pueblo. Cuando un monarca no sabe cumplir su papel, es forzoso que el pueblo le decapite, como hizo en el Reino Unido, lo guillotine, como en Francia, o lo fusile, como en Rusia.

¡Viva España con honra! ¡Abajo los borbones!


Nota: La Opinión es un espacio de Radio Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual una serie de colaboradoras/es dejan su opinión respecto algunos temas, que no siempre tienen por qué estar en la línea editorial de nuestra emisora.

Martes, 18 de septiembre. "Exposición 'Mentiras y Realidad' de Médicos del Mundo Navarra"

Médicos del Mundo Navarra presenta la exposición "Mentiras y realidad" el viernes 21 de septiembre. La exposición se podrá visitar durante todo el día desde las 10:00 horas hasta las 21:00 horas en el cruce de las Avenidas Carlos III y Roncesvalles de Pamplona. A través de imágenes ficcionales se confrontan las principales "excusas" que utilizan los hombres que consumen mujeres con testimonios reales de mujeres prostituidas. La actividad se enmarca en torno a las actividades con motivo del 23 de septiembre,  Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas.