-->

Retransmisiones TV en directo

domingo, 31 de julio de 2016

Lunes 1 agosto, "La Opinión" esta semana artículos de Edmundo Fayanas, Paco Jimenez y José Luis Úriz.

Lunes 1 agosto, a las 14:30 h. y R a las 23:30 h. La Opinión, esta semana con artículos de Edmundo Fayanas, Paco Jimenez y José Luis Úriz.

El informe Chilcot de la guerra de Iraq y Aznar por Edmundo Fayanas.

A finales de 2002 e inicios de 2003, todo el mundo era consciente que sonaban tambores de guerra en el mundo, con el posible ataque a Iraq por parte de algunos dirigentes de Occidente: Bush, Blair, Aznar, Durao Barroso.
La foto de las Azores

Se acaba de publicar el informe Chilcot en Gran Bretaña, donde se desmontan y clarifican todas las mentiras que nos llevaron a la guerra.

Hubo un clamor mundial contra la guerra, porque todos sabíamos que lo que nos estaban diciendo era mentira.   Millones de españoles salimos a la calle a gritar “NO A LA GUERRA”.   El 85% del país estamos en contra de la guerra.   El Partido Popular que tenía mayoría absoluta nos llevó a la guerra.   Debemos recordar, que en aquellos momentos, Mariano Rajoy Brey era vicepresidente del gobierno.   

El BREXIT y nuestra situación en la Unión Europea por Paco Jimenez.

Hemos estado semanas con una continua y uniforme postura de ataque e incomprensión al Brexit, en la cual se nos ha dicho desde todos los medios de comunicación y casi todos los partidos políticos que han ganado las posturas racistas y xenófobas en gran Bretaña, y que dentro de esta,  eran los jóvenes los que querían mantenerse en la Unión Europea Y que han sido los  mayores, en contra de la modernidad, los que han ganado esa batalla.

Yo no voy a negar que han sido las posturas xenófobas las que han liderado ese referéndum. Pero sí creo que hay que matizar una serie de cuestiones.

Investidura de Rajoy: ¿No es no? por José Luis Úriz.

Se habla mucho últimamente de lo ocurrido durante la I Transición. Quizás una de las muchas diferencias que existan con el momento actual sería, que los políticos de entonces eran estadistas en los que primaba más el bien común, entendido lógicamente de diferente manera fueran de izquierdas, centro, o derecha,  por encima de sus intereses partidistas. Que cuando decían que no, resultaba ser siempre no,  al igual que cuando decían sí, era igualmente sí.