-->

jueves, 23 de marzo de 2017

Jueves 23 de marzo, "La Opinión: La historia interminable" por Ángel Pasero

A las 15:00 h. y R a las 19:30 h., La Opinión: La historia interminable por Ángel Pasero.

Nada puedo sorprendernos a éstas alturas de la película que es el día a día que nos muestra una España donde la libertad, la justica, la razón más elemental y los derechos humanos, no sufran una convulsión que no retrotrae a tiempos de la larga y negra noche del fascismo que ya creíamos olvidados. Nuestra historia,  es interminable.

Todo esto viene porque los que mandaban, son los que manda y quienes tienen influencia la ejercen. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, propuso hace unos días, algo que desde posturas laicistas y republicanas, venimos demandando desde hace años, que no es otra cosa que RTVE  tiene que estar al servicio del pueblo, y dejar de ser altavoz de propaganda, cuando no de desinformación al servicio del gobierno de turno. La propuesta de Pablo Iglesias, es que se deje de emitir la misa católica todos los domingos desde RTVE2, puesto que esa cadena televisiva es pública y pagada por todos los contribuyentes grupo en el que no está la Iglesia Católica, que goza de exenciones fiscales.

La polvareda levantada por el líder podemita, ha hecho que hasta el mesurado arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, diera una misa a través de las cámaras de RTVE2. No se pretende con esta petición que dejen de televisarse misas católicas, la Conferencia Episcopal Española, tiene sus medios de comunicación poderosos, cadena de radio y de TV,  desde los cuales puede emitir lo que crea conveniente, siempre y cuando se ajuste a la ley, pero no, insistimos, desde una TV pública. La ciudadanía española es mayor de edad y sabe lo que quiere en cada momento, por nuestra parte, nada que objetar, solo señalar que lo público debe estar separado de lo privado y le religión sea cual sea, pertenece al ámbito privado. Lo republicanos, que queremos un Estado laico, respetamos todas las ideologías y creencias. El mismo respeto que pedimos a todos y todas hacia nosotros y no aceptamos la agresiva campaña por las redes sociales puesta en marcha por quienes se creen en posesión de la verdad absoluta que barren para su propio provecho en medio de una falta absoluta de respeto para los que no compartimos su creencia.

En la Audiencia de Granada, se ha estado juzgando el llamado caso Romanones, una acusación contra el cura Román, por abusos sexuales cometidos en una iglesia de Granada y para el que se pedían 9 años de presión y una indemnización de 50 mil € y la orden de alejamiento a 100 metros del denunciante Daniel.

La última jornada de éste juicio, ha tenido un desenlace inesperado; el fiscal del caso,  Francisco Hernández, ha retirado la acusación inicial contra el cura Román. Ya que se argumenta que se desconoce la verdad y no se puede concluir nada.

Después del fallo del caso Nôos y ahora ésta posición que toma el fiscal del caso Romanones,  nos hace pensar que algo puede fallar en la justicia española, cuesta comprender como después de muchas investigaciones, varios días de juicio, varias declaraciones de testigos, el último día se llegue a la conclusión que comentamos. Alguien debería darnos una explicación a la ciudadanía de esta historia interminable.

Hay historias para la esperanza;  Andalucía que califica los delitos del franquismo como crímenes  contra la humanidad, ahora en el parlamento de esa comunidad, por fin y después de estar tres años en el cajón del olvido, el proyecto de la Memoria Histórica y Democrática Andaluza, inicia su trámite parlamentario. Señalemos que éste proyecto de Memoria Histórica y Democrática, superará a la estatal y aun a la de Navarra, la única Ley de ésta índole aprobada por un parlamento autonómico. Seguimos ahora hablando de Navarra;  en Pamplona, el alcalde de la ciudad Joseba Asirón, ha presentado en la Audiencia de esa ciudad la documentación  contra los crímenes cometidos en el municipio durante el franquismo. Volviendo a Andalucía, apuntamos que en Granada se ha trazado el Mapa de la Memoria Histórica de Granada. Cada vez está más cerca el fin de la impunidad de los crímenes franquistas.


Caminamos con paso firme hacia la III República, laica, democrática, popular, federalista, como algo más que un simple modelo de Estado. La proclamación de la III República, será el alba de esperanza para España. El final de la historia interminable, que empezó con la larga y negra noche del fascismo y su dictadura.