-->

lunes, 24 de abril de 2017

Martes 25 de abril, "La Opinión: Abril Republicano" por Ángel Pasero

A las 14:30 h. y R a las 19:30 h., La Opinión.

Abril Republicano por Ángel Pasero.

La República es algo más que el silencio de los medios privados de comunicación al servicio del neoliberalismo, y no digamos de los medios públicos al servicio del poder de turno, que han puesto todo su poder para ocultar el clamor de la calle en este abril republicano, que, pese a todo,  ha salido a la calle sin complejos en recuerdo de la II República y reivindicando con fuerza la llegada de la III República, pese a que el  día 14, coincidió con la fiesta católica que llaman viernes santo.

Hablar de república en la desmemoriada España en la que hoy vivimos parece empresa atrevida, sobre todo, por la programada campaña mediática, política y financiera, que nos presenta la transición de la dictadura franquista a la democracia como un logro del buen hacer de los borbones, padre e hijo.

Estamos al borde, lo hemos comprobado una vez más con motivo del 36º Aniversario del aún no del todo clarificado intento del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, de la beatificación mediática del Rey Juan Carlos en los altares de la Prensa, la Radio o la Televisión.

Atrevámonos, de todas maneras, a pesar del fin de la historia programado y de las encargadas misas de réquiem por republicanos, comunistas y otras gentes de izquierda, a ser aguafiestas y decir algunas palabras como anarquía, república, gentes de la cultura y lucha de clases en nuestro país. 

Lo venimos repitiendo una y otras vez; El sistema neoliberal que gobierna en España, tiene pánico a la III República, a la Memoria Histórica y a dar la palabra a la ciudadanía, a que el pueblo hable, a que el pueblo decida, que ensanchemos la democracia y pongamos fin a la monarquía impuesta por el dictador en la persona de Juan Carlos I, sustituido por la herencia de sangre por su hijo Felipe VI, todo un atentado contra la razón humana, que nos retrotrae al feudalismo y vasallaje más rancio de nuestra historia.

Trabajar por la III REPÚBLICA y proclamarla, es nuestra meta inmediata. Si la democracia y la soberanía corresponden al pueblo como dice nuestra Constitución, si el pueblo es el depositario de dicha soberanía y todos somos iguales ante la ley, nuestra Carta Magna miente. La legitimidad de la II República no se ha reivindicado y no ha dado pie a que el pueblo español, no haya sido consultado, a lo largo de los años sobre la forma de Estado que a sí mismo quiere darse. Espero, que en España un día –no tardando mucho- llegue la III República. Una República por la que será necesario trabajar con el máximo de inteligencia, con el máximo de organización, con el máximo de apertura.
Defendemos la República, con carácter laico, democrático, popular y federal, resultado de un proceso constituyente y como único marco posible para el desarrollo de la democracia y de las libertades públicas, individuales y colectivas.
En abril se abrieron las alamedas, deseamos que, en un futuro inmediato, se abra la esperanza, se imponga la razón y España mañana, sea republicana. Recordamos la II República en lo que supuso de avance democrático y mejoras para el pueblo. Es ese recuerdo decimos, ¡¡¡Viva la III República!!!